lunes, 25 de febrero de 2013

Concepto de personaje: Alto Concepto y Dificultad


Hola a todos de nuevo!!

Seguimos con la serie de artículos sobre lo que vamos traduciendo de FATE Core. En esta ocasión, un poquito más sobre la creación de personajes, en este caso, un texto introductorio sobre el concepto de personaje y la presentación de los aspectos "Alto Concepto" y "Dificultad", así como la influencia que puede generar en otros factores.

Aquí va un pequeño texto traducido y provisional, si encontráis algún error, ¡agradeceré mucho cualquier comentario!



Es el momento de definir el “Alto Concepto” y “Dificultad” del personaje.
La creación del personaje comienza con un concepto para el personaje. Puede ser basado en un personaje de nuestra novela o película favorita, o puede estar enfocado alrededor de alguna característica que deseemos en el personaje (como romper tablas con la cabeza, convertirse en lobo, hacer volar cosas...). Exactamente igual que anteriormente con los problemas de la partida, vamos a tomar las ideas sobre el personaje y convertirlas en dos aspectos fundamentales: “el alto concepto” y la “Dificultad”.
Los Pjs deben ser excepcionales e interesantes. Ellos pueden superar con facilidad las situaciones menos interesantes que suelen vivir aquellos que se cruzan en su camino. Sin embargo, debes pensar la razón por la que tu PJ seguirá implicándose en las más situaciones más complicadas. De lo contrario, el DJ no tendrá obligación de implicar al PJ en la partida, pues estará ocupado con los jugadores que han dado a sus personajes una razón para participar.
Debido a que el “Alto Concepto” y la “Dificultad” están conectados el uno con el otro, se definen en conjunto. Es probable que se tenga éxito más fácilmente en definir un concepto de personaje interesante si se piensa en ambos como un único paso en la creación, en lugar de dos separados. Una vez que ya tienes el nombre y has completado este paso, es cuando podemos pasar a las siguientes fases de la creación de personaje.
Dicho ésto, tampoco es momento de preocuparse: si la idea inicial sobre tu personaje evoluciona posteriormente, ¡magnífico! Siempre puedes volver atrás y apañar las decisiones iniciales.

Sigue construyendo la partida

Mientras preparas las diferentes características de los personajes, se pueden crear factores adicionales que añadir al mundo que los rodea. Puedes terminar hablando sobre algún PNJ, alguna organización, lugares, o aspectos que te gustan.
¡Fantástico!
También puedes encontrar un concepto de personaje que añade una faceta que se puede considerar fundamental para el mundo, como por ejemplo “Quiero jugar un hechicero”, cuando todavía no se ha hablado sobre la magia de la ambientación. Cuando ésto sucede, es el momento de hablar con el resto del grupo y discutir si es necesario realizar algún ajuste.





Muchas gracias a todos por vuestra atención!
Cualquier comentario que queráis hacer, será siempre bienvenido.

Alejandro
Fundador de RolHypnos

No hay comentarios: