martes, 16 de octubre de 2012

Creación de personajes (II): pirámide de habilidades

Hola a todos de nuevo!!

Pues nada, aquí estoy de nuevo con un nuevo artículo sobre lo que será la creación de personajes en el juego "Tres Reinos".

En este caso voy a explicar la mecánica de asignación de puntos de habilidad en FATE, aplicando la mecánica de la pirámide. En esta mecánica, el jugador crea una pirámide de habilidades en la cual cada nivel superior es más pequeño que el inferior, provocando que un personaje deba tener un cierto abanico de habilidades de menor nivel para asegurarse habilidades de nivel superior.

En general, algunos jugadores pueden verse molestos por este sistema de creación de personajes, puesto que no les permite crear lo que suele denominarse personajes "piked", y deben hacerse personajes "de amplio espectro". Personalmente no me gusta limitar las posibles elecciones de los jugadores, pero me parece un sistema en el que se pueden crear personajes igualmente especializados (los "piked"), pero los equilibra un poco de cara al equilibrio de juego obligando a escoger un abanico de habilidades.

Además, el nivel máximo de habilidad que un personaje puede coger está limitado en el "nivel del personaje". Antes de empezar a diseñar el personaje, el DJ debe fijar el nivel que tendrán los personajes ("bueno", "superior" y "magnífico"), y ese será el nivel máximo que podrá tener en cualquier habilidad el personaje. Obviamente, cuanto más alto el nivel del personaje, también más puntos se reciben para poder crear una pirámide más alta.

Veamos un ejemplo práctico...
Queremos crear un personaje "Bueno", dispondremos de 15 puntos de habilidad a repartir (por ejemplo), y nuestro nivel más alto de habilidad será, obviamente, "Bueno (+3)".
El nivel inicial de toda habilidad en el sistema FATE es "Mediocre (+0)".
Queremos explotar el máximo nivel posible de nuestro personaje, por lo que decidimos que tendrá una habilidad, la que deseemos, a ese nivel. Puesto que cada nivel de habilidad cuesta un punto, por lo que disponer de una habilidad a ese nivel nos supondrá el gasto de tres puntos de habilidad, quedándonos doce puntos por gastar.
Para poder tener una habilidad al nivel máximo, "Bueno (+3)", por el mecanismo de la pirámide, debemos tener dos habilidades a nivel "Competente (+2)". Por tanto, y a un coste de dos puntos por nivel de habilidad, tendremos un gasto total de cuatro puntos de habilidad, quedando por tanto ocho puntos más que gastar.
Y obviamente, para poder disponer de las dos habilidades anteriores, necesitaremos disponer de tres habilidades más a nivel "Normal (+1)", lo que nos supondrá tres nuevos puntos adicionales de gasto, por lo que nos quedarían ya solamente cinco puntos por gastar.

Ahora mismo tendríamos un reparto de habilidades como el siguiente:

  • 1 habilidad a nivel "Bueno (+3)"
  • 2 habilidades a nivel "Competente (+2)"
  • 3 habilidades a nivel "Normal (+1)"
  • 5 puntos sin gastar

Con esos cinco puntos, podemos contemplar varias opciones:

  • Comprar una habilidad a nivel "Competente" (nos quedan tres puntos), lo cual obliga a comprar al menos otra habilidad a nivel "Normal" (nos quedarían dos puntos sin gastar) y, matemáticamente, provoca que los dos puntos que quedan sólo los podamos gastar en habilidades a nivel "Normal".
  • Gastarlos todos en habilidades a nivel "Normal", obteniendo cinco habilidades adicinales.
  • No podemos comprar otra habilidad a nivel "Bueno", pues nos costaría tres puntos por sí misma; dos adicionales para aumentar la basa del nivel "Competente" con otra habilidad; y otra habilidad de nivel "Normal" para completar la base de primer nivel; sumando en total seis puntos de habilidad, disponiendo sólo de cinco puntos.

Por tanto, tras hacer unas cuentas, los personajes podrían tener una cantidad de habilidades entre diez y quince habilidades. Teniendo en cuenta que la lista de habilidades comprende, aproximadamente, dos docenas de habilidades, este sistema de creación genera personajes que en niveles bajos pueden tener una aceptable abanico de habilidades que le permitirá poder desenvolverse en buena variedad de situaciones.

¿Vosotros que opináis?


Alejandro
Fundador de RolHypnos