miércoles, 26 de octubre de 2011

Actualización semanal: Miércoles 26/10


Hola a todos de nuevo!!

Aquí estoy, con una nueva actualización. El proyecto avanza poco a poco, aunque han surgido algunos otros proyectos tangenciales aunque relacionados, poco a poco avanza el asunto.

Casi tengo revisado ya el 100% de la historia del módulo (en el momento que escribo ésto, tengo revisado el 87%), por lo que espero que en un par de días esté terminada la revisión de la historia. Una vez hecho, me pondré con los personajes, y su creación, y por fin, en breve, comenzaremos el betatest!!!

Cuando vaya a suceder, avisaré pues aceptaré colaboraciones. O más bien, las pediré y agradeceré enormísimamente!!!

Mientras tanto, os dejo con otro fragmento de texto, descriptivo de otra zona del entorno de la aventura. Espero que os guste.


----------------------------------------
Caminando por la ciudad, no percibís nada fuera de lo habitual: tiendas, casas, vendedores ambulantes... Sin embargo, las calles se van estrechando, y las casas parecen menguar. Incluso llega el punto en el que la calle se convierte en un estrecho callejón por el que apenas pueden cruzar dos personas, y es indispensable que una de ellas se pegue a la pared para dejar paso.

Es en este momento, al cruzar por tan claustrofóbica calleja, que podéis reconocer haber llegado a vuestro destino. Tras pasar varios hutongs cuyos habitantes eran visiblemente más pobres que aquellos en zonas más céntricas de la ciudad, el estrecho callejón os ofrece el pasaje a una barriada cuyas casas parecen construidas apresuradamente, y sin mucha atención.

Las construcciones parecen levantadas más con una intención de delimitar un terreno que de realmente ser un hogar, los muros son escasos siendo más frecuentes las meras vallas de madera, y el tan habitual toque colorista de las decoraciones y la cuidada planificación Feng Shui parece desaparecido. El aroma de la propia calle denota que nadie se preocupa de algo común como la limpieza de algo que no sea su propia parcela o entrada, y apenas se percibe el sonido de las conversaciones de vecinos, si no que cada cual camina en su mundo, absorto del resto de viandantes y de su entorno.

En la calle se intercalan pequeños establecimientos, como restaurantes abiertos a muy tempranas horas, tiendas de ropa y utensilios; con locales cerrados, sin vida, destartalados e incluso alguno, aparentemente abandonado. Tiene todo el aspecto de un lugar que muestra una cara de día, y otra completamente distinta de noche.
----------------------------------------


Muchas gracias a todos por vuestra atención!
Cualquier comentario que queráis hacer, será siempre bienvenido.
Alejandro
Fundador de RolHypnos

No hay comentarios: