viernes, 27 de agosto de 2010

Tres Reinos: ambientación histórica III - Economía


Hola a todos!

Aquí os traigo otro apunte de historia para la ambientación de "Tres Reinos", en este caso sobre la economía de la época.

En un texto menos denso y largo que el anterior, pero creemos que la faceta económica no es tan importante de conocer como la social para poder implicarse perfectamente en la partida.

Sin más que contar, aquí teneis: Economía de la dinastía Han, siglo II d.C.
----------------------------------------
La economía Han está marcada por un gran aumento de la población, que superó los 57 millones de personas en marcadas en más de 12 millones de hogares; una progresiva y cada vez mayor urbanización; un auge sin precedentes de la industria y el comercio, así como algunos experimentos de nacionalización industrial y monopolios gubernamentales. En este periodo la moneda acuñada no para de crecer, dando forma a un sistema monetario estable.

La Ruta de la Seda ha provocado el establecimiento de relaciones comerciales e intercambios comerciales con naciones anteriormente desconocidas para la población de China. Por ejemplo, se ha establecido presencia diplomática en los principales oasis de la Ruta Norte de la seda en la región de Tarim Basin, además de pasar por las regiones de Bactria, la Dinastía Arsácida y del Imperio Kushan. No sólo eso, si no que se han establecido contactos con el poderoso Imperio Romano. Con todos estos imperios se mantiene contacto diplomático, siendo aprovechados estos contactos para realizar intercambios comerciales al permitirse entonces la circulación de comerciantes.

La capital del Imperio, Luoyang, es una de las ciudades más grandes del mundo en este momento, tanto en población como en superficie. Aquí, las factorías del gobierno fabrican el mobiliario para el palacio del Emperador, los nobles más importantes y los más ricos, lo que facilita la prosperidad económica del gobierno y promueve el crecimiento comercial.

Los industriales, mayorista y mercaderes (desde los pequeños tenderos hasta prósperos hombres de negocios) pueden embarcarse en una amplia variedad de empresas y comercio en los sectores domésticos, públicos e incluso militares. Por ejemplo, es un muy común el uso y la industria del bronce para utensilios domésticos, mientras que el hierro se utiliza principalmente con fines militares y de aparejos de agricultura. En el sector alimenticio, el rey es el grano, pero también se valoran los encurtidos, cerdos y aves. Es muy rico también el comercio de materias primas, así como de obras de arte, ropa (la seda es la reina sobre todo, aunque también el cáñamo) y útiles domésticos.

En tiempos pasados, los campesinos eran autosuficientes, pero poco a poco se tuvieron que volver más dependientes de los ricos terratenientes. La mayor parte de los campesinos se endeudaron por los desastres naturas, las malas cosechas o, sencillamente, los escasos beneficios. La mayoría de ellos han acabado o como trabajadores empleados o como arrendatarios que pagaban al señor con un porcentaje de la producción o directamente en efectivo.

El gobierno intentó ayudar a los granjeros, combatiendo a los poderosos nobles, terratenientes y comerciantes. Se intentó limitar su poder a través de una fuerte carga impositiva y regularizando sus privilegios mediante la burocracia. Incluso se nacionalizaron algunas industrias, como la fabricación de hierro y la sal, aunque sin éxito a largo plazo.

La intervención del gobierno, sus regulaciones y sus monopolios impuestos acabaron dañando a los comerciantes, lo que permitió que los grandes terratenientes se hicieran con el control de las actividades comerciales, asegurando su control sobre la población rural, principal fuente del gobierno de ingresos tributarios, fuerza militar y trabajadores de obras públicas.
Sin embargo, es muy importante la industria gubernamental en ciertos aspectos: la ropa de la Casa Imperial se fabrica en la Casa de la Costura, además de artículos funerarios y adornos varios, armas de distintas calidades y vajillas.
Además, el gobierno es responsable de las grandes obras públicas que se realizan a lo largo del imperio, como la Gran Muralla, puentes, carreteras, templos y canales de irrigación.
El gobierno emplea una amplia variedad de tipos de trabajadores, desde esclavos, presos a expertos artesanos. Se dan casos en los que incluso se emplean cientos de trabajadores supervisados por un maestro artesano, para la creación de una pieza única dedicada a la Casa Imperial.

Actualmente, las crisis económicas y políticas han provocado la descentralización del gobierno, provocando que los terratenientes hayan aumentado en gran medida su influencia y poder.

Los impuestos son muchos y variados. La principal fuente de ingresos del gobierno son los campesinos, que son grabados con 120 monedas anualmente. Los niños de 7 a 14 años con 20 monedas, y los comerciantes con 240 monedas. Además, hay multitud de actividades que soportan impuestos, como la agricultura, la posesión de esclavos, tierras, carros o tiendas. Es por eso que se convirtió en práctica habitual declarar menos posesiones de las reales.
----------------------------------------

Un saludo a todos!

Alejandro
Fundador de RolHypnos



La economía Han está marcada por un gran aumento de la población, que superó los 57 millones de personas en marcadas en más de 12 millones de hogares; una progresiva y cada vez mayor urbanización; un auge sin precedentes de la industria y el comercio, así como algunos experimentos de nacionalización industrial y monopolios gubernamentales. En este periodo la moneda acuñada no para de crecer, dando forma a un sistema monetario estable.

La Ruta de la Seda ha provocado el establecimiento de relaciones comerciales e intercambios comerciales con naciones anteriormente desconocidas para la población de China. Por ejemplo, se ha establecido presencia diplomática en los principales oasis de la Ruta Norte de la seda en la región de Tarim Basin, además de pasar por las regiones de Bactria, la Dinastía Arsácida y del Imperio Kushan. No sólo eso, si no que se han establecido contactos con el poderoso Imperio Romano. Con todos estos imperios se mantiene contacto diplomático, siendo aprovechados estos contactos para realizar intercambios comerciales al permitirse entonces la circulación de comerciantes.

La capital del Imperio, Luoyang, es una de las ciudades más grandes del mundo en este momento, tanto en población como en superficie. Aquí, las factorías del gobierno fabrican el mobiliario para el palacio del Emperador, los nobles más importantes y los más ricos, lo que facilita la prosperidad económica del gobierno y promueve el crecimiento comercial.

Los industriales, mayorista y mercaderes (desde los pequeños tenderos hasta prósperos hombres de negocios) pueden embarcarse en una amplia variedad de empresas y comercio en los sectores domésticos, públicos e incluso militares. Por ejemplo, es un muy común el uso y la industria del bronce para utensilios domésticos, mientras que el hierro se utiliza principalmente con fines militares y de aparejos de agricultura. En el sector alimenticio, el rey es el grano, pero también se valoran los encurtidos, cerdos y aves. Es muy rico también el comercio de materias primas, así como de obras de arte, ropa (la seda es la reina sobre todo, aunque también el cáñamo) y útiles domésticos.

En tiempos pasados, los campesinos eran autosuficientes, pero poco a poco se tuvieron que volver más dependientes de los ricos terratenientes. La mayor parte de los campesinos se endeudaron por los desastres naturas, las malas cosechas o, sencillamente, los escasos beneficios. La mayoría de ellos han acabado o como trabajadores empleados o como arrendatarios que pagaban al señor con un porcentaje de la producción o directamente en efectivo.

El gobierno intentó ayudar a los granjeros, combatiendo a los poderosos nobles, terratenientes y comerciantes. Se intentó limitar su poder a través de una fuerte carga impositiva y regularizando sus privilegios mediante la burocracia. Incluso se nacionalizaron algunas industrias, como la fabricación de hierro y la sal, aunque sin éxito a largo plazo.

La intervención del gobierno, sus regulaciones y sus monopolios impuestos acabaron dañando a los comerciantes, lo que permitió que los grandes terratenientes se hicieran con el control de las actividades comerciales, asegurando su control sobre la población rural, principal fuente del gobierno de ingresos tributarios, fuerza militar y trabajadores de obras públicas.
Sin embargo, es muy importante la industria gubernamental en ciertos aspectos: la ropa de la Casa Imperial se fabrica en la Casa de la Costura, además de artículos funerarios y adornos varios, armas de distintas calidades y vajillas.
Además, el gobierno es responsable de las grandes obras públicas que se realizan a lo largo del imperio, como la Gran Muralla, puentes, carreteras, templos y canales de irrigación.
El gobierno emplea una amplia variedad de tipos de trabajadores, desde esclavos, presos a expertos artesanos. Se dan casos en los que incluso se emplean cientos de trabajadores supervisados por un maestro artesano, para la creación de una pieza única dedicada a la Casa Imperial.

Actualmente, las crisis económicas y políticas han provocado la descentralización del gobierno, provocando que los terratenientes hayan aumentado en gran medida su influencia y poder.

Los impuestos son muchos y variados. La principal fuente de ingresos del gobierno son los campesinos, que son grabados con 120 monedas anualmente. Los niños de 7 a 14 años con 20 monedas, y los comerciantes con 240 monedas. Además, hay multitud de actividades que soportan impuestos, como la agricultura, la posesión de esclavos, tierras, carros o tiendas. Es por eso que se convirtió en práctica habitual declarar menos posesiones de las reales.

No hay comentarios: